Alumni del Año 2021: Claudiu Emilian Piciorang

De alumno a instructor, juntos frente al desempleo.

Desde Fundación Generation Spain, lanzamos una nueva iniciativa que tiene como objetivo el reconocimiento a aquellos Alumni de Generation comprometidos con la organización y que quieren apoyar a nuevos participantes que van a vivir la misma experiencia.

Nos alegra mucho otorgar este primer reconocimiento de Alumni del Año a un Alumni, instructor, empleador y voluntario de Generation, Claudiu Emilian Piciorang. Claudiu, fue graduado de la I Edición de RPA, Robotic Process Automation, en 2017, en un programa que Generation lanzaba junto con Prosegur. Su unión y colaboración con Generation ha sido continua desde entonces. 

Claudiu trabaja para NEORIS, como responsable de Automatización Inteligente, RPA, IA y ML. Además de coordinar proyectos internacionales como Project Manager para EE.UU, LATAM y Europa. 

Además, tras participar en el programa Generation, Claudiu ha sido instructor de varios programas de RPA, ha contratado a graduados de Generation para que formen parte de su equipo y colabora activamente con la fundación. 

A través de esta entrevista, queremos agradecer su compromiso e involucración continua con Generation.

Si quieres conocer su experiencia Generation y ser testigo de su evolución, te presentamos la entrevista que nos ha concedido y que es una verdadera inspiración.

¿Cuál era tu situación antes de comenzar la formación en RPA en 2017 de Generation Spain y Prosegur?

Antes de comenzar en el mundo del RPA, trabajaba en una compañía inmobiliaria. Nada que ver con la tecnología, es más, mis estudios universitarios eran de Administración-Dirección de empresas y Marketing. No sabía absolutamente nada de programación. Era una situación muy común, sin nada que ver con la tecnología. 

¿Qué es lo que más destacarías de tu paso por el bootcamp de RPA?

Recuerdo que la formación comenzó en septiembre del 2017 y fui padre por primera vez el verano de ese mismo año. Mi situación era de preocupación y estrés, ya que mi prioridad era encontrar estabilidad laboral para encargarme de mi familia. Fue por ello que decidí arriesgarme y dejar mi empleo en la Inmobiliaria, para dedicar todos mis esfuerzos al bootcamp de RPA. Me arriesgué sin cobrar durante 3 meses, porque entendí que esta era la oportunidad que me podía ofrecer la estabilidad que buscaba. Me arriesgué y me lo tomé muy en serio, era como un trabajo de 9am a 18pm.

Lo que más me gustó al empezar, fue la primera semana de Soft skills, porque tenía miedo a la tecnología, no sabía programar ni entendía de automatizaciones, pero en esa semana ví que entendía de otras cosas y me enganché al curso. Es algo que destacaría de la formación, te dan ese respiro para conocernos, coger confianza, hacer piña y ya después empezar con la parte técnica. 

Los instructores estaban muy preparados y su dedicación y vocación era impecable. Además, los instructores técnicos en ese momento eran de Neoris, y yo ahora trabajo con Neoris y colaboro como formador en los bootcamps de Generation. Se cerró un círculo. 

¿Qué ha supuesto para ti el RPA y el cambio de área profesional que realizaste? 

Cuando entendí que era el RPA y las oportunidades que ofrecía estaba entusiasmado. Siempre he sido muy perfeccionista y recuerdo tomar notas de todo para después poder entender cada proceso y de verdad conseguir el mayor beneficio. Además de que me abrió de manera exponencial la mente hacia otras herramientas y tecnologías que antes veía inalcanzables. 

¿Que ha supuesto para ti a nivel crecimiento profesional el giro hacia el RPA? 

Al terminar la formación fui uno de los seleccionados por Prosegur para comenzar a trabajar con ellos, junto a 19 de mis 30 compañeros, y formar parte del Centro de Excelencia como Junior, que marcó el cómo se debían hacer las cosas a nivel automatización de procesos en Prosegur. 

Tras un año y tres meses pasé a trabajar en DXC como Senior Consultant, incluso formando nuevos equipos en RPA. Y después pasé a Accenture, con una posición de Quality Assurance

Tras esto se me ofreció desde NEORIS un puesto de Senior Consultant RPA, pasando a ser el Responsable de un equipo de casi 30 personas. Esto pasó hace dos años. Siempre me he sentido como parte del equipo y somos todos compañeros. 

Esta es una de las cosas más valiosas que aprendí de Generation y de Fernando Cisneros, Director de Prosegur, esto va de personas. Esta era la premisa; Gente buena y buena gente. Con esa mentalidad entendí cual era la mejor manera de trabajar. 

Ya en NEORIS, he tenido que realizar muchas tareas, pero más allá del trabajo, lo que busco es que en el equipo haya buenas personas, ser respetuoso, puntual, tener compañerismo. No todo son las habilidades técnicas. Y eso es lo que tenemos a día de hoy, podemos coordinarnos en muchos proyectos porque hay confianza y equipos muy sólidos. 

Todo esto ha sido posible también porque me he sentido muy respaldado por mi Director Global, Ricardo Gutiérrez Losa,  Digital Strategy & Operation Transformation. Él fue consciente de que en ese momento no estaba preparado, pero sí que vio en mi potencial para conseguirlo, por lo que me ha ayudado mucho sobre todo en la gestión de personas, los robots son nuevos e interesantes, pero hay que saber tratar con las personas, saber cómo motivarlos y darles ideas para que ellos creen y den resultados.”

¿A nivel personal qué te ha aportado este cambio hacia el  sector RPA?

Al entrar en Prosegur fueron muy transparentes y me dijeron que sabían que no estaba quizá al nivel técnico más avanzado, pero que confiaban en mí y tenía otras habilidades con las que querían contar, la comunicación y trabajo en equipo entre ellas. Esto supuso una tremenda responsabilidad y me esforcé al máximo para llegar a cumplir sus expectativas. Me dieron una oportunidad y tenía demostrar que valía para ello. Esto para mí fue una inyección de motivación. 

Además a nivel personal me ha aportado estabilidad, eso influye en la vida familiar y me siento más tranquilo, aunque siempre con ganas de evolucionar y aprender. Me siento muy valorado y recibo varias ofertas de empleo a la semana. Pero la flexibilidad y confianza que me da Neoris, me hace querer continuar aquí. 

¿Cómo te sientes ahora en el otro lado de la barrera como instructor/reclutador de talento con Neoris para programas de RPA de Generation? 

Para mí a nivel instructor fue muy fácil, porque al haber pasado también por su situación, tenía muy claro lo que quería transmitirles. Darles la confianza y contarles mi trayectoria a personas en desempleo, de lo que me ha cambiado la vida en cuatro años, me pareció el mejor ejemplo de que pueden cambiar su situación. 

Yo pasando por el curso tuve mis miedos o incertidumbres y eso me permite adelantarme a sus preguntas y ayudarles. Más allá del curso además, tenía llamadas con ellos y les mentoreaba para apoyarles y aconsejarles. Pero cuando recibes la llamada de que han encontrado empleo en el sector… es una satisfacción y alegría muy grande. De mis alumnos, el 60% han encontrado empleo en RPA y los demás en otros sectores, pero también han encontrado un empleo. Es una pasada. 

Cuando he tenido oportunidad de contratar para hacer crecer mi equipo, el estar en contacto con ellos durante su formación, me permite tener una visión muy completa sobre sus capacidades y compromiso. En Neoris hemos aumentado la plantilla también con graduados Generation y ese Networking es muy importante. 

Además, más allá de mi trabajo, les he recomendado a muchos amigos y familiares que hagan vía Generation o por su cuenta la formación en RPA y dos de ellos están trabajando ya en el sector. 

¿Qué significa Generation Spain para ti? 

Desde el primer día supe que esta era una oportunidad que tenía que aprovechar. 

Formar parte de Generation Spain significa tener muchos amigos y una gran red de networking y esto implica la mejor buena sorpresa que me ha pasado en la vida. Desde 2017 hasta la fecha he entrado en contacto con mis compañeros de formación y muchos alumnos. Esto me ha hecho crecer profesionalmente. 

Además del crecimiento profesional, me ha dado estabilidad y satisfacción con lo que hago. Esa satisfacción culmina cerrando el ciclo, siendo formador de Generation para nuevos alumnos.